Qué ver

Comunidad vecinal de San Tirso de Abres, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2011


Información facilitada por EuroWeb Media, SL


  

Teléfono/s: 985 258 755

Fotos  Contactar  Ruta GPS  Sube tus fotos  

Princesa de Asturias
Fundación Princesa de Asturias
Pueblo Ejemplar

Introducción

En 1990, al conmemorarse el décimo aniversario de la Fundación Príncipe de Asturias, se constituyó un nuevo Premio, de carácter y naturaleza diferente a los Premios Príncipe de Asturias, denominado Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias.

El galardón está destinado al «pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en «la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, o también en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes. La convocatoria anual de este Premio ha constituido un gran éxito de participación en toda la región, sin duda estimulado porque es el propio Príncipe de Asturias quien cada año se desplaza a la localidad premiada para conocerla, pasar unas horas con sus gentes y hacerles entrega de los 25.000 euros con que está dotado económicamente este Premio.

Desde 1991, el Gobierno del Principado de Asturias apoya a la Fundación aportando el cincuenta por ciento de dicha cantidad y colaborando en los gastos que ocasiona la organización del acto de entrega del Premio, que cuenta con su propio jurado y cuyas reuniones se celebran en el mes de septiembre. El acto de entrega tiene lugar en otoño, coincidiendo con la visita a la región de S.A.R. el Príncipe de Asturias para hacer entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

En esta edición, en la que el galardón se lo llevó la comunidad vecinal de San Tirso de Abres, concurrían 30 candidaturas:

1. Asociación «Amigos de Cudillero» (Cudillero)

2. Comunidad Social de la Fundación Vinjoy (Oviedo)

3. Pueblo de Bueño (Ribera de Arriba)

4. Bustiello de Ayones (Valdés)

5. Lugones (Siero)

6. CEPESMA, Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas

7. Parroquia de Ciañu y Valle del Samuño (Langreo)

8. Villapendi y Mejoras del Valle de Turón (Mieres)

9. Grupo humano que trabaja por la recuperación y dignificación del vino de Cangas, el vino de Asturias (Cangas del Narcea)

10. Pueblo de Viella (Siero)

11. Coballes, por el agua de Asturias (Caso)

12. Comunidad de Vecinos de Belmonte de Miranda

13. Comunidad Vecinal de San Tirso de Abres

14. Parroquia de Viodo-Cabo Peñas (Gozón)

15. Parroquia Rural de Rubiano (Grado)

16. Pelúgano (Aller)

17. Aldea de Corugedo (Riosa)

18. Colombres, la huella indiana (Ribadedeva)

19. San Cucao de Llanera (Llanera)

20. Santa María del Puerto de Somiedo

21. Villa de Llanes y sus bandos

22. Pueblo de Ortigueira (Coaña)

23. Comunidad Vecinal de Santalla/Santa Eulalia de Oscos

24. Pueblo de Arancedo (El Franco)

25. Valdesoto (Siero)

26. Asociación de Vecinos San Pedro de Carcedo (Valdés)

27. Suarías (Peñamellera Baja)

28. Comunidad Vecinal de Cudillero

29. Balmori (Llanes)

30. Los Vaqueiros de Alzada

ACTA DEL JURADO DEL PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR DE ASTURIAS 2011

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2011, integrado por D. Jesús Arango Fernández [profesor de Economía Aplicada], D. Evaristo Arce Piniella [escritor y periodista], D.ª Consuelo Busto Alonso [gerente de Mayador], D.ª Isabel Campuzano Pérez del Molino [miembro del Instituto para la Calidad Turística Española en Asturias], D. Efrén Cires Suárez [presidente de Carbonar], D. Fernando Delgado Álvarez [periodista y fundador de «Los Quijotes de Asturias»], D. Luis Felipe Fernández García [profesor del IES de Vegadeo], D. Nicanor Fernández Álvarez [director de la Fundación HC], D. José María Fernández del Viso [ex concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo], D. Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos [ingeniero jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias], D. Adolfo García Martínez [profesor de Antropología Social y Cultural], D. Manuel García Linares [pintor], D. Andrés Giraldo Álvarez [director financiero del Grupo Duro Felguera], D. Roberto Hartasánchez Martínez [presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas)], D. Juan de Lillo Cuadrado [periodista y escritor], D. Juaco López Álvarez [director general de Turismo y Patrimonio Cultural en el Gobierno del Principado de Asturias], D. Hugo Alfonso Morán Fernández [diputado por Asturias en el Congreso], D. José Luis Pérez de Castro [abogado y periodista], D.ª Rosa Roces García [presidenta adjunta de Langreanos en el Mundo], D.ª Trinidad Rodríguez Díez [catedrática], D.ª Carmen Ruiz-Tilve Arias [cronista oficial de Oviedo], D. Javier Santos Navia [decano del Colegio Oficial de Químicos de Asturias], D. Miguel Trevín Lombán [presidente de la Asociación de Turismo Sostenible Reserva de la Biosfera Oscos-Eo], D. Víctor Manuel Vázquez Fernández [biólogo], D.ª Covadonga Vigil Álvarez [directora de la Escuela Universitaria de Turismo], D. Carlos Zapico Acebal [director de la Fundación Oso de Asturias], presidido por D. Francisco Rodríguez García [presidente de Reny Picot] y actuando de secretario D. Adolfo Barthe Aza, acuerda conceder el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2011 a San Tirso de Abres, por su compromiso histórico con la tradición y la cultura desde una situación de lejanía y marginalidad a la que ha sabido sobreponerse gracias al espíritu de superación y el esfuerzo de su comunidad vecinal, siempre activa, solidaria y abierta a la modernidad.

Oviedo, 12 de septiembre de 2011

INFORMACIÓN DE LA LOCALIDAD

La comunidad vecinal de San Tirso de Abres está compuesta por los 600 habitantes del concejo homónimo, enclavado en el extremo más occidental de Asturias. Los habitantes de este municipio uniparroquial, cuya capital es El Llano, se han caracterizado históricamente por su hospitalidad, su sentimiento de solidaridad y su disposición al trabajo comunitario.

San Tirso de Abres ha acogido desde principios del siglo XX a trabajadores de otras zonas limítrofes, que llegaban al concejo para trabajar en el ferrocarril minero de Villaodrid a Ribadeo, activo hasta 1964 y que convirtió al enclave asturiano en sitio de paso de gente de pueblos vecinos. También ha sido lugar de afluencia de pescadores a los cotos de pesca del río Eo desde hace 80 años. La lejanía del centro de la región y la escasez de recursos durante distintas épocas han propiciado el carácter solidario de los habitantes de San Tirso de Abres y el abundante tejido asociativo que actualmente existe en el concejo.

Los santirseños han luchado siempre por mantener activo el pueblo y crecer en recursos. Así, durante la postguerra pugnaron por mantener escuelas rurales en todos los barrios del concejo y se construyeron un total de siete con las viviendas de maestros y maestras, la mayoría ubicadas en solares donados por los vecinos, que también aportaron mano de obra y materiales. También se levantó de igual manera el edificio del Ayuntamiento, la casa rectoral y el primer centro médico, y las donaciones permitieron la construcción de tres puentes sobre el río Eo para dar acceso a la carretera general. Con la llegada de la democracia, los santirseños se movilizaron para retornar al pueblo al alumnado de enseñanza primaria que se tenía que desplazar a Vegadeo y para construir la Casa de Cultura. La apertura de nuevas calles, un nuevo puente sobre el Eo, un polígono industrial, un polideportivo, un nuevo centro médico y la construcción de viviendas sociales son algunos de los logros más recientes de la comunidad vecinal de San Tirso de Abres. Varias colectas han sido llevadas a cabo para realizar, a lo largo de los últimos 30 años, cinco obras de restauración de la iglesia parroquial. También han sido rehabilitadas las capillas de los barrios, en colaboración con el Ayuntamiento y las asociaciones de vecinos.

La Asociación Cultural «San Tirso del Eo», creada en 1987, ha sido la pionera del movimiento asociativo del concejo y de ella dependen otros grupos sociales como el de teatro, el grupo de radioaficionados, el coro y el grupo de portadores de tradición oral. Entre las actividades que desarrolla se encuentran la cabalgata de Reyes, el baile de carnaval, el Día Internacional de la Lengua Materna (21 de febrero), el Encontro de Portadores de Tradición Oral (puente de mayo), la Semana Cultural (tercera de agosto), la Festa da Malla do Trigo (tercer domingo de agosto), el Día de Asturias (8 de septiembre), el Magosto Popular (1 de noviembre) y la Esfolla do Maíz (puente de la Constitución). El tejido asociativo también comprende las asociaciones «San Salvador» de tercera edad, «Renacer» de mujeres rurales, «San Tirso de Abres» de turismo rural y las de vecinos de San Salvador, Santa Apolonia, San Juan y San Isidro.

Fuente: Fundación Príncipe de Asturias. Oviedo, lunes 12 de septiembre de 2011.

CRÓNICA DE LA ENTREGA DEL PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR DE ASTURIAS POR SUS ALTEZAS REALES LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS A SAN TIRSO DE ABRES

Autor: Ángel Prieto Souto, presidente de la Asociación Cultural «San Tirso de Eo» El sábado 22 de octubre de 2011, Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias visitaron el concejo más occidental del Principado para hacer entrega del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2011 a la Comunidad Vecinal de San Tirso de Abres.

A su llegada al pueblo fueron recibidos por el Presidente del Principado de Asturias, D. Francisco Álvarez Cascos; el Presidente de la Junta General, D. Fernando Goñi; el Delegado del Gobierno en Asturias, D. Francisco González Zapico; y el Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, D. Matías Rodríguez Inciarte.

Los primeros saludos de los Príncipes de Asturias fueron para la Alcaldesa, la Corporación Municipal y los alcaldes de la Comarca Oscos-Eo; después saludaron al director emérito de la Fundación, D. Graciano García; y al Presidente de la Asociación San Tirso del Eo; y, a continuación, a los Presidentes de todas las asociaciones del concejo.

Ya en su paseo por las calles del pueblo, visitaron el Centro de Interpretación de la Pesca donde se ejercitaban los chavales del curso de montaje de mosca seca, asistidos por tres «gancheiros» del Eo.

Después del saludo a los miembros del jurado, en la esquina de la Plaza de San Juan les esperaba la Junta Directiva de la Asociación de Mujeres Rurales Renacer y, junto a su Presidenta Leonor Rey, los Príncipes pudieron ver una alfombra floral confeccionada para la ocasión por un grupo de cuarenta colaboradoras.

En la plaza del Ayuntamiento descubrieron la placa conmemorativa del evento, incrustada en un monumento tallado con los elementos mas representativos de la cultura del pueblo, obra de los artesanos locales José Mª y Joel García. Un árbol centenario alberga las tallas de un pescador, un mallador de trigo, representaciones de la música tradicional, el teatro, los oficios tradicionales y todo el universo rural de la localidad.

Sus Altezas Reales firmaron en el libro de honor del Ayuntamiento de San Tirso de Abres en presencia de las primeras autoridades y de la corporación municipal.

Después de saludar a los empleados municipales, pudieron ver una exposición de fotografías del patrimonio cultural del concejo y conocer a tres generaciones de la familia de los maestros autores del monumento antes citado.

En su paseo por la calles del pueblo, Sus Altezas Reales saludaron a todos los vecinos y a las personas que se acercaron a San Tirso de Abres en este día. Doña Leticia se detuvo para coger en brazos a la niña más joven del concejo. Tal fue la comodidad de ambas que parecía que el mundo se había parado para las dos entre abrazos, caricias y bromas.

En el acto institucional, desarrollado en la Plaza de La Tapia, abrió el turno de intervenciones la Alcaldesa en presencia de los Príncipes de Asturias; las primeras autoridades y el Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias. A continuación el Presidente del Jurado dio lectura al acta de concesión del premio y Su Alteza Real el Príncipe D. Felipe de Borbón hizo entrega del Premio al Presidente de la Asociación Cultural San Tirso del Eo que intervino a continuación para agradecer el premio. Posteriormente D. Felipe, con su discurso, mantuvo la atención de unas dos mil quinientas personas que abarrotaban la plaza. Cerró el acto la Banda de Gaitas de Vegadeo interpretando el Himno de Asturias que emocionó a todos los presentes, especialmente cuando el Príncipe incitó a los asistentes a cantar.

A continuación los Príncipes de Asturias saludaron a los miembros las sucesivas juntas directivas de la Asociación Cultural San Tirso del Eo y disfrutaron de una muestra de oficios y costumbres del Grupo de Portadores de Tradición Oral del concejo. En esta muestra participaron ciento quince personas que ofrecieron una imagen fidedigna de la cultura rural, una representación completa del calendario agrícola y de las labores más destacadas; los Príncipes hablaron con gran interés con todos los portadores de tradición oral y, finalmente, saludaron a los componentes del Grupo de Teatro San Tirso del Eo.

El recorrido continuó hasta la Iglesia parroquial donde fueron recibidos por el párroco, D. José Luis Rodríguez Fernández, que les encareció el valor patrimonial del templo y la participación de la comunidad en su conservación, haciendo especial mención de la aportación de la talla de la Santina de Covadonga.

Para finalizar la visita se acercaron al Centro Social de personas mayores donde saludaron a la Junta Directiva de la Asociación de Tercera Edad San Salvador y pudieron ver muestras de los talleres de envejecimiento activo que desarrollan.

La comida con todos los vecinos sirvió de broche a una jornada ciertamente inolvidable.

Discursos

Palabras de bienvenida de María Goretti Quinana Rey, alcaldesa de San Tirso de Abres

Altezas Reales,

Excmas. e Ilmas. Autoridades,

Señoras y Señores,

Vecinos de San Tirso de Abres:

Tengo el gran honor de dar la bienvenida a Vuestras Altezas a San Tirso de Abres, nuestro concejo, y queremos agradeceros vuestra presencia en las tierras del Eo, mostrándoos la gran riqueza que encierra el municipio, tanto patrimonial como humana.

Los vecinos de San Tirso de Abres constituimos la Comunidad Vecinal asentada en el extremo más occidental del Principado de Asturias, realidad innegable, al igual que su incuestionable sentimiento asturiano, que durante décadas hemos expresado de forma inteligente e integradora hacia el territorio que nos circunda. En esta posición limítrofe, los santirseños hemos crecido en valores humanos y en riqueza cultural y patrimonial. Nuestro devenir, como el de otros pueblos del Noroeste peninsular, estuvo marcado por la emigración; así existen comunidades de santirseños repartidas por destinos hispanoamericanos, europeos y nacionales a los que desde aquí recordamos y hacemos partícipes de este momento inolvidable.

La cultura santirseña es rica en tradiciones ancestrales que los programas intergeneracionales desarrollados desde los ámbitos municipal y asociativo transmiten, tratando de que no caigan en el olvido trabajos como las terradas, el hilado, la malla, la esfoya, la cestería, la talla de madera, el bordado o el repujado del cuero, al tiempo que se recuperan las polavilas, espacios de transmisión oral de nuestra sabiduría popular recogida en refranes y cuentos de forma magistral por los mayores de la localidad. Toda esta diversidad de acciones de recuperación de la cultura tradicional se puede realizar porque los vecinos se muestran receptivos y dispuestos a colaborar voluntariamente para difundir su propia cultura.

En esa línea de participación vecinal debemos situar la acción conjunta de la administración y la comunidad de vecinos de San Tirso de Abres desarrollada en los últimos años con el objetivo de recuperar el patrimonio histórico del concejo. Al acercaros el patrimonio histórico-artístico, el trabajo artesanal o visualizando la restauración de la imaginería de los retablos de la iglesia y capillas, así como los bienes etnográficos tan vinculados a la tradicional economía de subsistencia, Os estamos presentando nuestro tesoro: el pueblo de San Tirso de Abres.

Si nuestro patrimonio es rico se debe a la tenacidad y el esfuerzo de los vecinos. A comienzos del siglo pasado los santirseños en Cuba crearon la Sociedad de Instrucción de San Tirso en La Habana al objeto de recaudar fondos para fundar escuela en nuestro pueblo en el solar e inmueble que Vuestras Altezas habéis visitado y que acoge el Centro de Interpretación de la Pesca en el Eo. Años después, Don Pedro García López, óptico titulado en Chicago y emigrado a Cuba, retorna con capital para crear una fábrica de cristales ópticos en Las Vegas, proyecto truncado por el estallido de la guerra. Su servicio a la comunidad de origen culmina al convertirse en alcalde y desarrollar proyectos tales como la construcción del cementerio en colaboración con el párroco D. Manuel Rivera. En el siglo pasado, las hermanas Lavandeira, maestras en la localidad, donaron una imagen y dinero suficiente para realizar obras de rehabilitación de la Iglesia parroquial de San Salvador. A estas acciones se suman otras muchas aportaciones del colectivo vecinal para mejorar su patrimonio, sus servicios y comunicaciones.

Lo dicho hasta ahora no es más que una breve reseña de acciones comunitarias emprendidas por los santirseños que se reflejan en el espíritu de la candidatura presentada por la Asociación Cultural «San Tirso del Eo» que preside Ángel Prieto Souto, al que quiero participarle el agradecimiento y la felicitación de toda la Corporación, haciéndolo extensivo al resto de Asociaciones de esta Comunidad Vecinal.

Los vecinos de San Tirso de Abres nos sentimos agradecidos por el reconocimiento que nos ha concedido la Fundación Príncipe de Asturias de la que Vuestra Alteza es Presidente de Honor. Un reconocimiento a la hospitalidad y a la solidaridad que venimos mostrando desde el turismollanes asturiano, al esfuerzo por mantener la cultura tradicional y por iniciar el programa de transmisión oral de la misma, a la vez que se convierte en un reconocimiento a la participación vecinal en la recuperación de su patrimonio histórico y etnográfico.

Vuestra visita, Altezas, abre una página de nuestra historia en la que tendrán cabida acciones como las desarrolladas hasta la fecha por la comunidad vecinal y las que a partir de hoy desarrollaremos en un marco de enorme unidad y seguridad que nos aporta el galardón que nos distingue como Pueblo Ejemplar de Asturias 2011.

Altezas, los vecinos y vecinas de esta localidad Os damos las gracias y Os emplazamos en el tiempo a que regreséis a esta Vuestra Comunidad Vecinal de San Tirso de Abres.

Muchas gracias.

Palabras de Ángel Prieto Souto de agradecimiento en nombre de la Comunidad Vecinal

Altezas, Autoridades, Vecinos, Señoras y Señores.

En palabras de esta tierra, hoy é día santo en San Tirso de Abres. (1)

Altezas, el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias concedido a la Comunidad Vecinal de San Tirso de Abres significa mucho más que un galardón, es para nosotros el máximo reconocimiento que se puede obtener de la más prestigiosa institución y respalda el sentir asturiano de los santirseños que se afanan por que su cultura rural no desaparezca.

Señor, la Fundación que lleva Vuestro Nombre cada año realza un pueblín de Asturias; y en esta ocasión, el jurado ha determinado que fuese el concejo más occidental de nuestra región. Para nosotros es todo un honor que nunca acabaremos de agradecer a todos y cada uno de los miembros del jurado y de la Fundación Príncipe de Asturias.

Altezas, San Tirso de Abres es una comunidad asentada en la cuenca baja del río Eo que recibe pescadores desde hace casi un siglo. Tal vez sea por esta circunstancia, o por ser tierra de frontera, por lo que se ha forjado entre las gentes de este pueblo una identidad de marcada hospitalidad que fue quedando a modo de herencia genética. De la misma forma, aquel vivir de la agricultura y ganadería de subsistencia marcó unas pautas de trabajo comunitario y solidario. Así pues, hospitalidad, solidaridad y trabajo comunitario constituyen tres valores muy arraigados en nuestra vida de antaño y muy presentes incluso en este mundo tan globalizado.

Desde hace un cuarto de siglo la comunidad vecinal, a través de la creación de la Asociación San Tirso del Eo, se viene empleando en dinamizar culturalmente el municipio. En el año 2002 se forja el Plan de Recuperación de la Cultura Tradicional aprovechando la fuerte predisposición de los vecinos al trabajo comunitario y la muy presente forma de vida agraria. Estos planes ofrecen encuentros entre generaciones en el medio rural, invitan a descubrir opciones de creación de empresa. y nos sorprenden con fórmulas para lograr un turismo rural de calidad.

Paralelamente, desde el año 2006, se fue formando un tejido asociativo en el concejo con la creación de la Asociación de Mujeres Rurales Renacer, la Asociación de personas de la Tercera Edad San Salvador, la Asociación de Turismo Rural y cuatro asociaciones de vecinos que vinieron a cumplimentar la actividad sociocultural de la Asociación San Tirso del Eo.

El pasado día 12 de septiembre fue, después de este en que recibimos a Sus Altezas Reales, el segundo más importante de la historia reciente de San Tirso de Abres. La alegría se desbordó en todos los hogares al conocer la noticia del premio y todos los hogares quedaron vacíos a los pocos minutos a medida que la plaza iba estando llena y se sucedían los abrazos.

Altezas, hemos hablado del Grupo de Portadores de Tradición Oral, personas que vieron cómo sus oficios y costumbres quedaban en desuso y ahora, en la vejez, se afanan en transmitirlos a las poblaciones infantiles y juveniles. Y así, con gran sacrificio y mucho entusiasmo han conseguido que estos conocimientos ancestrales sigan vivos en la memoria de los niños y niñas de la comarca.

Por ello, Altezas, cuando tengan la oportunidad de saludar a estos hombres y mujeres y ver la sonrisa de sus caras con el campo marcado en la frente, al estrechar esos dedos torcidos por el trabajo duro, sepan, Altezas, que están tocando pequeños pedazos de historia de la Asturias más occidental.

Señor, Señora, hoy todos los santirseños les dicen al unísono ¡gracias! Y en nuestra lengua materna, soporte de nuestra cultura de tradición oral, repiten ¡gracias!, gracias por achegarse a esta esquina de Asturias, por acompañarnos neste día, por este preciado galardón que nos entregan, gracias po-la huella imborrable que nos deixan deste maravilloso día. O noso deseo é que se leven un bon recordo d´esta xente e d´este pueblo e que conserven un pedacín de Santiso d´Abres na sua memoria, da misma forma que no noso corazón quedará por muitos anos a vivencia do momento. Unha vivencia que contaremos de generación e generación, sendo fieles, como non pode ser d´outra forma, á transmisión oral. Altezas, muitas gracias. (2)

Intervención de S.A.R. el Príncipe de Asturias

Regresar, después de casi quince años, a esta bellísima e histórica tierra del Occidente de Asturias para hacer entrega del Premio al Pueblo Ejemplar a San Tirso de Abres me satisface y me ilusiona pues guardo en mi memoria muy gratos recuerdos del día en que la villa de Castropol recibió igual distinción.

Por eso mis primeras palabras son para deciros que la Princesa y yo estamos felices de encontrarnos con todos vosotros para sobre todo daros la enhorabuena de todo corazón por el Premio, que habéis conseguido tras un largo y tenaz trabajo.

Lo habéis merecido muy justamente por vuestro compromiso con la tradición y la cultura, por vuestra hospitalidad, por el trabajo en común, por haber combatido en la lejanía, durante muchos años, el aislamiento y el olvido.

El tejido asociativo, que habéis creado con el apoyo decidido del Ayuntamiento, como la espléndida y activa Asociación Cultural San Tirso del Eo y los demás colectivos que se entregan a tareas de extraordinario mérito, es un rasgo sobresaliente de vuestro amor a esta tierra, de vuestra voluntad firme de preservar las tradiciones y salvarlas del olvido. Todo ello tiene un gran valor, al que no es ajeno el éxito de esa nueva fuente de riqueza que es el turismo rural, que impulsáis en torno a vuestra riqueza natural y especialmente en torno a vuestro río.

Entre otros méritos que os reconocemos resalta el de ser solidarios. Lo sois de una manera convencida, pronta y ejemplar. Y esa actitud resuena con fuerza en nuestros corazones. Porque, ante la gravedad de los problemas que vivimos, la solidaridad es uno de los valores que enaltecen la vida ante la desgracia ajena.

Los grandes cambios, como nos enseña la historia, se producen en no pocos momentos de un modo difícilmente perceptible. Pero es evidente que estamos en el comienzo de tiempos nuevos y difíciles en los que el bienestar de cada uno ha de ser inseparable del bienestar de los demás.

En el mundo globalizado que vivimos, lo local, las pequeñas comunidades, y muy especialmente este mundo rural que habitáis, han jugado un importante papel que debéis guardar a la altura y en sintonía con nuestro tiempo.

Vivir en la cercana y entrañable vida de un pueblo no puede significar estar apartado del mundo apasionante de hoy, ausentes de sus cambios incesantes y vertiginosos, de su creciente complejidad, de sus retos y oportunidades, de los avances en tantos campos, lo que implica caminar hacia el futuro. Pero, además, en ellos se hace posible gozar de una vida sencilla, apacible y austera pero enriquecedora; una vida hogareña más continuada e intensa, tantas veces entregada al cuidado de los seres queridos, a la ayuda al vecino en la dificultad y a un permanente contacto con la naturaleza.

San Tirso de Abres ha recibido el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en su vigésimo segunda edición. Veintiún pueblos y comunidades os han precedido. Formáis un conjunto que es modelo y estímulo, que va más allá de los pueblos de Asturias, pues habéis sabido no solo mostrar vuestras virtudes, sino también, y sobre todo, realizar algunas de las esperanzas y deseos más anhelados, vuestros proyectos más queridos. Constituís así una pequeña pero hermosa lección de cómo hacer un mundo con mayores ilusiones; un mundo en el que no debe faltar una cierta dosis de utopía, pues los sueños optimistas y generosos alumbran siempre progreso y esperanza. Es cierto que el futuro no está predeterminado, que está abierto sin que nadie puede predecirlo, pero todos en común contribuimos a construirlo con lo que hacemos, todos somos responsables de lo que pueda acaecer.

A los miembros del jurado les agradecemos un año más su colaboración por su sentido del deber y responsabilidad, y por hacernos partícipes de vuestras ilusiones y logros. Igualmente tenemos muy presentes a todos los pueblos y asociaciones que han optado al Premio. Les animamos a seguir trabajando cada día con ilusión y esperanza. La Princesa y yo les enviamos desde aquí nuestra gratitud y nuestro cariño.

Queremos también tener un recuerdo muy sentido para vuestros vecinos de Galicia, para vuestros hermanos, como acostumbráis a decir de forma entrañable, que en la otra orilla del Eo comparten con vosotros una larga y nada fácil historia y los cotidianos afanes de la vida. A todos los que en esa querida tierra viven y a los muchos que sueñan con ella desde la lejanía, les enviamos también nuestro saludo, nuestro recuerdo y nuestro cariño.

Al finalizar estas palabras quiero evocar otras profundas y muy emotivas que dicen que merece la pena vivir solo por escuchar el canto del viento. Y vosotros podéis añadir, sin temor a equivocaros, que merece la pena vivir no solo por escuchar los cantos de un entorno tan sugestivo como el vuestro sino por el gozo de contemplar al mismo tiempo las aguas de vuestro mítico río Eo, tan esencial desde siempre para vuestras vidas, tan inseparable de ellas.

Así lo siento, así lo sentimos la Princesa y yo, que os damos nuestra más sincera enhorabuena y las gracias de todo corazón por vuestro cariñoso recibimiento.

Nota

1) Hoy es día de fiesta.

2) Traducción al castellano del texto en cursiva: gracias por acercarse a esta esquina de Asturias, por acompañarnos en este día, por este preciado galardón que nos entregan, gracias por la huella imborrable que nos deja de este maravilloso día. Nuestro deseo es que se lleven un buen recuerdo de esta gente y de este pueblo y que conserven un trozo de San Tirso de Abres en su memoria, de la misma forma que en nuestro corazón quedará por muchos años la vivencia del momento. Una vivencia que contaremos de generación en generación, siendo fieles, como no puede ser de otra forma, a la transmisión oral. Altezas, muchas gracias.

3) Los Príncipes de Asturias y las autoridades que les acompañaron fueron agasajados con una comida «de campo y contundente», como la describió Ángel Prieto Souto, presidente de la Asociación Cultural San Tirso del Eo. Degustaron quesos asturianos (Oscos, Taramundi, queso de cabra curado, oreado con avellanas y nueces); tortilla de torreznos y picadillo; rapela rellena de tocino y chorizo de gocho asturcelta; lacón con rabizos (los grelos gallegos); truchas del Eo escabechadas; y callos con garbanzos. Como colofón culinario, en el que participó todo el colectivo vecinal, una compota de manzana con requesón y miel; y una rosca de Jueves Santo de San Tirso, que doña Leticia ya había manifestado su deseo de probarla en los actos previos.. Como bebida, sidra, vino de Cangas y vino tinto.


Ubicación:


Dirección postal: El Llano. 33774 San Tirso de Abres. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH