Conjunto histórico de la villa de Grado


Información facilitada por EuroWeb Media, SL


  

Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  

Bien de Interés CulturalPatrimonio histórico
Patrimonio civil
Cascos históricos

La villa asturiana de Grado (capital del concejo o municipio del mismo nombre) acapara el conjunto monumental más notable del concejo, habiendo sido declarado su casco antiguo Bien de Interés Cultural de Asturias (BIC) como Conjunto Histórico el 3 de abril de 1992.

Edificios monumentales de Grado: las casonas de la villa

La villa, de origen medieval, tuvo una notable importancia histórica como cabecera administrativa y comercial, y fue incorporando a lo largo de los siglos un rico legado inmobiliario que aún conserva. En los siglos XIX y XX, el enriquecimiento comercial y el retorno de emigrantes indianos contribuyó sensiblemente a incrementar este patrimonio, estando representadas obras de los más afamados arquitectos de Asturias.

La villa de Grado es una de las polas (pueblas) medievales fundadas por Alfonso X el Sabio en el siglo XIII, y desde su origen hasta 1810 estuvo cercada por una muralla defensiva, momento en que se derribó para evitar su utilización por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia. Actualmente, son los restos de esta muralla los únicos vestigios de época medieval que se conservan dentro de la villa, pudiendo observarse parte de ellos en la calle Tras el Ayuntamiento, en el que permanece en pie un ancho muro de sillarejo que mira hacia el río y se curva en dirección a la pared izquierda de la Casa Consistorial.

En el siglo XV parece que comienza la construcción del edificio más monumental del concejo: el palacio Miranda-Valdecarzana —declarado Monumento Nacional en 1981—, que fue morada solariega de los marqueses del mismo nombre y es hoy Casa Municipal de Cultura. Su aspecto actual es fruto de numerosas restauraciones y modificaciones posteriores realizadas en época barroca (s. XVII-XVIII), así como en el XIX, en el que se cree se pudieron unir las torres de la fachada sur y crear la actual galería del tercer piso.

Se levanta sobre los cimientos de una construcción anterior, posiblemente una torre defensiva del siglo XIII o XIV, cuyos vestigios se pueden apreciar en la pequeña ventana con arco apuntado que conserva en su interior.

Asociado al palacio se encuentra el edificio más emblemático de toda la villa de Grado: la capilla de Los Dolores. Está emplazada dentro de lo que fue la huerta del palacio y fue construida por orden del tercer marqués de Valdecarzana como panteón funerario, colocando la cripta bajo la sacristía. Es una obra de estilo barroco realizada entre 1713 y 1716, que se atribuye a Francisco de la Riva Ladrón de Guevara y en la que, posiblemente, haya intervenido su tío, Francisco Alonso de la Riva. La capilla es de grandes proporciones y está construida en piedra caliza, gris y rosada. Interiormente, presenta el primer tramo cubierto con cúpula sobre pechinas —en ella se labra el escudo nobiliario de la familia Miranda— y el resto de la nave y la sacristía se cubre con bóveda de medio punto con lunetos. Destaca la cuidada decoración interior a base de casetones y cornisa moldurada que, unido a la combinación de los dos tonos de piedra (rosa y gris), proporcionan gran vistosidad al edificio. Actualmente, pertenece al Ayuntamiento y sirve como sala polivalente, celebrándose en ella actos institucionales solemnes.

A mediados del siglo XIX, aproximadamente hacia 1848, y siguiendo trazas de Andrés Coello, se comenzó a construir el actual Ayuntamiento, emplazado en el mismo solar de uno anterior. El edificio sufrió varias reformas a lo largo de los siglos XIX y XX, modificándose en una de ellas la torre del reloj y adquiriendo el aspecto actual tras la última transformación, llevada a cabo por el arquitecto Leopoldo Corugedo entre los años 1931-1936.

La denominada Casa Velázquez o el Capitolio, de estilo ecléctico, es la más notable de las edificaciones indianas de la villa. Se levanta exenta en el centro de un amplio jardín, destacando su pórtico adintelado de orden jónico al que se llega mediante una escalinata de doble tiro, así como su galería posterior que abarca los dos pisos inferiores. Algunos autores la atribuyen al arquitecto Juan Miguel de la Guardia y parece ser que en su jardín acogió en su día una reproducción del grupo escultórico de Las Tres Gracias de Cánova.

El segundo ejemplo de arquitectura indiana la encontramos en Villa Granda, obra realizada en 1898, según consta en la inscripción que aparece en el dintel central del piso noble. Parece ser que cada una de las piedras que compone la casa está numerada, y que existe un plano guía para volver a colocarlas por si alguien, algún día, pensase cambiar de su ubicación actual.

Otro ejemplo de las denominadas comúnmente casas de indiano nos lo proporciona La Quintana, vivienda unifamiliar con cuerpo central de dos pisos y dos torres de tres ventanas situadas a los lados. Se puede incluir dentro del estilo ecléctico ya que en ella se combinan elementos de gusto clásico y barroco. Las torres llevan tarjetas imitando escudos y en el cuerpo central se dispone un friso decorado con una suerte de metopas, triglifos y cornisa moldurada con ovas. La casa se reedificó hacia 1930 para convertirla en vivienda, según el proyecto presentado por Leopoldo Corugedo.

El Calabión es una vivienda unifamiliar de 1887 y estilo francés cuyo arquitecto fue el afamado Juan Miguel de la Guardia. Originalmente, las mansardas estaban recubiertas de escamas de pizarra, pero tras un incendio sufrido hacia los años 60 del siglo pasado el recubrimiento se modificó, optando por alicatado de pequeños azulejos en color amarillo y morado.

El puente de Grado sobre el río Cubia, magnífica obra realizada por Manuel Reguera, originalmente había sido un proyecto de Pedro Antonio Menéndez, modificado después por Marcos de Vierna, para finalizar bajo la traza del maestro Reguera, en 1775.

En el cementerio de Grado existe también un mausoleo monumental edificado por doña Concha Heres en 1923, donde reposan los restos de esta hacendada local. Construido totalmente en piedra caliza, tiene dos pisos: una cripta funeraria y la capilla superior. La capilla tiene planta octogonal cubierta con cúpula, y pórtico in antis, con columnas sobre plintos que sostienen entablamento y frontón triangular. Bajo el pórtico se sitúa la puerta, coronada por el escudo familiar. Interiormente, se encuentra el altar y bajo las ventanas laterales los sarcófagos de doña Concha y su primer marido, D. Manuel Valle. Sobre los sarcófagos aparecen las estatuas yacentes de ambos esposos, labradas en mármol, con la cara y las manos de marfil. Entre las columnas del pórtico aparece una escultura de pie, titulada La Noche, obra de Juan Cristóbal, primera medalla nacional en 1922: es un ángel modernista realizado en mármol que, en tímido contraposto, despliega sus alas al cielo.

Fuente: Ayuntamiento de Grado.


Ubicación:


Dirección postal: Grado. 33820 Grado. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH