Imprescindible

Monasterio de Santa María la Real de Obona


Información facilitada por EuroWeb Media, SL


  

Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  

Bien de Interés Cultural
Monumento Nacional
Patrimonio histórico
Patrimonio religioso
Monasterios

El monasterio de Santa María la Real de Obona, es un templo benedictino situado en la localidad de Obona (en asturiano Oubona), en el concejo de Tineo, en la comunidad autónoma del Principado de Asturias (España). Fue declarado Monumento Nacional el 14 de mayo de 1982.

El templo primitivo que estaba situado en el emplazamiento que ocupa el actual monasterio se cree que fue fundado por el príncipe Adelgaster, hijo bastardo del Rey Don Silo y su mujer doña Brunilde el 17 de enero de 780.

Su construcción se inicia en el siglo XIII, siendo de factura románica. Su construcción respeta los parámetros del Císter. La existencia de una comunidad monacal en la zona se remonta ya al siglo XI pues existen documentos que indican que pasa a depender del monasterios de Corias. El monasterio se convirtió en un centro de gran poder tanto económico como cultural. Los monjes perfeccionaron las técnicas agrícolas y ganaderas. En sus aulas impartían clases de latín, filosofía y teología.

La iglesia es gran tamaño, siendo sobria en su decoración. Tiene tres naves, la central de mayor altura descansa sobre columnas y tres ábsides circulares. Guarda un cristo crucificado románico del siglo XII. El claustro es posterior y pertenece al estilo barroco.

El claustro y dependencias de los monjes, hoy en día en ruinas, son del siglo XVIII aunque no llegaron a finalizarse. Aquí se encuentra la referencia más antigua sobre la sidra de Asturias.

El monasterio alcanzó gran relevancia dentro de la ruja jacobea interior. En este templo los peregrinos eran auxiliados y ayudados por los monjes en su camino hacia Santiago de Compostela. Incluso hay documentos en los que el propio rey Alfonso IX, que otorgó la carta puebla a Tineo en 1214, despachaba y firmaba documentos en el monasterio e incluso amenazaba: «...amenazo a todo aquel que osara desviar a los peregrinos a Santiago de su pola de Tineo y Obona...»

Los monjes utilizaban técnicas innovadoras en la explotación agrícola y ganadera.

El monasterio de Obona tiene unos orígenes confusos ya que se duda de la veracidad de su documento fundacional, que atribuye su establecimiento a Adelgaster, hijo del rey Silo, en el año 871.

Otros documentos certifican su existencia en el siglo X y en el XII era un importante centro benedictino masculino. Alfonso IX, tras visitar el monasterio, le otorgó el privilegio de paso obligatorio de los peregrinos hacia Santiago, lo que aumentó su control económico y cultural sobre la zona.

En su época de máximo esplendor los monjes de Obona aplicaban técnicas innovadoras en la explotación agrícola y ganadera, e impartían clases de filosofía y teología.

En el siglo XII, el monasterio de Obona era un importante centro benedictino, compuesto por el templo, el claustro, las dependencias conventuales y la hospedería. Actualmente se encuentra muy alterado, siendo la iglesia la construcción más antigua.

La iglesia es un templo románico del siglo XII que se conserva con escasas modificaciones. Presenta una morfología que aúna la arquitectura benedictina con la estética cisterciense, basada en la carencia de decoración y en la austeridad mural.

La planta basilical se divide en tres naves de cinco tramos, rematándose en una cabecera triple, precedida por un tramo recto, donde la capilla mayor es mucho más grande que las laterales.

La cubierta del cuerpo de la nave es de madera, mientras que los ábsides se rematan con bóvedas de cañón y de cuarto de esfera. La portada situada a los pies del templo, bajo el tejaroz, está ligeramente adelantada y se compone de cuatro roscas de arco que apoyan sobre ocho columnas de fuste corto, coronadas por capiteles.

Sobre el tejaroz un cuerpo rectangular acoge la espadaña con dos campanas. La portada lateral es muy simple y sin ornamentación. La cabecera al exterior es poligonal, mientras que en el interior es semiesférica.

En el siglo XVII se inician las reformas del monasterio. El claustro quedó incompleto. Se divide en dos pisos de diferente concepción: el inferior de arcos de medio punto con perfiles moldurados y el superior con vanos cuadrangulares, separados por alargadas pilastras que arrancan del piso bajo.

En el claustro primitivo estuvieron enterrados los fundadores del monasterio, pero en el siglo XVI sus restos fueron trasladados al interior del templo.


Ubicación:


Dirección postal: Obona. 33874 Tineo. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH