Imprescindible

Iglesia de Santa Eulalia de Ujo


Información facilitada por EuroWeb Media, SL


  

Teléfono/s: 985 420 055

Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  

Bien de Interés Cultural
Patrimonio Arquitectónico de Asturias
Monumento Histórico-Artístico
Patrimonio Cultural de Asturias

Patrimonio histórico
Patrimonio religioso
Iglesias

Interesante conjunto recogido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Asturias.

En el centro urbano de Ujo, precedido de una plaza arbolada y lindando con la vía férrea se halla el templo dedicado a Santa Eulalia, cuyo origen se remonta al menos a los siglos XII-XIII.

La traza original era de nave única y exedra orientada al Este, precedida de un tramo previo al ábside de planta cuadrada de mayor anchura. Se emparentaba estilísticamente con el grupo románico de la zona de Villaviciosa y puede enmarcarse en su fase clásica, de enlace con tradiciones europeas y otras escuelas españolas, al igual que la desaparecida iglesia de San Juan de Mieres; la distancia geográfica se explica en función del nomadismo o itinerancia de los artesanos en la Edad Media, quienes se desplazaban en busca de trabajo por extensos territorios. Este nutrido grupo de notable calidad en el trabajo de la piedra es una muestra del resurgimiento artístico vinculado a la llegada de reliquias del Arca Santa y al peregrinaje del monarca Alfonso VI a Oviedo en 1075, hechos éstos que determinaron el paso obligado por la basílica ovetense en la ruta jacobea costera.

Esta iglesia de Santa Eulalia, así como los restos conservados en Santa María de La Rebollada, son hoy los únicos testigos del paso de esta ruta de peregrinación por nuestro concejo. De aquella primitiva iglesia hallamos tres elementos englobados en una fábrica de mayor tamaño y estilo historicista que data de 1922-23, momento en que los imperativos del trazado ferroviario provocaron la destrucción del templo románico; estos testigos materiales —que fueron declarados Monumento Histórico-Artístico por Real Orden de 23 de julio de 1923— son: la portada situada hoy en el lienzo norte, la exedra que sobresale al este y el arco de triunfo que sirve de embocadura al nuevo ábside.

La portada se inscribe en un cuerpo adosado a la fachada principal; se resguarda mediante un tejaroz soportado por canecillos, cuyas metopas y cobijas se decoran con círculos, rosetas y cruces. El guardapolvo ciñe sendas arquivoltas decoradas con zigzag y palmetas, y una tercera labrada con los llamados rollos zamoranos: estos modillones de lóbulos de inspiración oriental indican su posterioridad respecto a la Puerta del Obispo de la catedral de Zamora, fechada en 1174. Se apean en un par de columnas a cada lado que presentan capiteles con motivos de inspiración vegetal, como son las piñas y apomados, entrelazos de raíz celta y una escena figurativa, alusiva a la salvación del alma humana piadosa por la intercesión de Dios: Daniel en el foso de los leones (Dan 6,I-28 y 14, 22-42), motivo habitual desde la etapa paleocristiana; el desgaste impide apreciar sus detalles. El ábside original sobresale en el costado oriental; es de buen sillar, de planta semicircular y su paramento exterior se ve adornado y reforzado por esbeltas columnillas entregas de capiteles fitomórficos. A media altura es recorrido por una banda con taqueado y bajo la imposta algunos de los canecillos de variada ornamentación son originales.

En el interior se aboveda en cuarto de esfera y el presbiterio se ilumina mediante un vano estrecho abocinado. Destacamos ahora el arco de triunfo dispuesto en la embocadura del nuevo ábside; es de medio punto doblado, decorado con rombos, picos dobles y perlas enfiladas, protegido por tornapolvo ajedrezado y apeado en dos columnas a cada lado, cuyos capiteles muestran motivos de lacería y de tipo vegetal.

La fábrica de época contemporánea es un curioso ejemplo historicista inspirado en Santa Cristina de Lena, construida en buen aparejo de piedra; del interior mencionaremos la presencia de tribuna a los pies y la división en tres naves mediante gruesas columnas sobre las que voltean arcos de medio punto decorados.

La cubierta es de artesa en madera vista y completa su imagen un cuidado conjunto de relieves y pinturas que remedan la decoración del prerrománico ramirense.

En el muro derecho se sitúa una lápida funeraria conocida como Lauda del niño Velasco, del año 921; fue hallada en una excavación realizada en 1956 junto al templo entre otras pequeñas sepulturas alineadas. Éstas integrarían un cementerio cristiano fechado en el siglo X que puede identificarse con el de la iglesia de Santa Eulalia de Ussio que se menciona en el seno de la donación de Ordoño I a Frominio, primer obispo de León, el 28 de junio del 860 (Manzanares, 1960: 119-120).

Descripción tipológica:

Iglesia de tres naves, con ábside semicircular y sacristía adosada, orientada Norte-Sur, en la que se integran el ábside, la portada y el arco de triunfo del primitivo templo. El ábside románico destaca en el muro exterior de la nave lateral Este. Es semicircular, con medias columnas adosadas, capiteles de tema vegetal y canecillos figurados, y está recorrido por una imposta ajedrezada a media altura. La portada es de medio punto, con tres arquivoltas decoradas con zig-zag y rollos zamoranos y capiteles vegetales y figurados, como el que representa a "Daniel entre los leones". Está protegida por tejaroz. Al interior las naves están separadas por arcadas de medio punto sobre columnas, con medallones en las enjutas y decoración de pinturas murales. Se cubre con madera en las naves y con bóveda de cuarto de esfera en ambos ábsides. En la embocadura del ábside se sitúa el arco de triunfo románico, de doble arquivolta y guardapolvo con taqueado, con dos columnas por lado con capiteles de tema vegetal.

El exterior, con decoración neorrománlca, se completa con torre-campanario prismático sobre el hastial.


Ubicación:


Dirección postal: Plaza Iglesia, 1. 33640 Mieres. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH